lunes, 23 de mayo de 2011

DIY: Reciclá tus remeras!

3 comentarios

Si hay algo que nos pasa a todas las mujeres, es la alegría por tener algo nuevo dentro del placard. Sucede que en épocas de crisis estos momentos son cada vez más esparcidos, pero de ninguna forma deben ser recortados del todo. Sin embargo, comprar ropa no es la única forma de que lleguen prendas nuevas a tu armario. El reciclaje de la ropa vieja que ya tenés es una manera de transformar lo antiguo en nuevo y original, con el plus de que cada una puede aplicar su toque personal y llegar a un producto customizado y hecho casi a medida!

La prenda que más sobra en nuestro armario son las remeras, y estoy segura que todas tienen al menos una que merece un pequeño gran cambio. Sumándoles apenas algunos detalles o bien transformándolas del todo, tus prendas viejas se convierten en nuevos estrenos que casi no cuestan dinero. . . ¡Manos a la obra!

#1: RECORTÁ

La principal y más fácil manera de darle un giro a cualquier remera. Sólo necesitás una tijera bien afilada y, en algunos casos, aguja e hilo.

Acortá tu remeraCROPPED1. Estirá sobre una superficie plana la remera.

2. Marcá con tiza o alfileres dónde vas a realizar el corte. La línea puede ser recta o curva, dependiendo del efecto que quieras crear.

3. Cortá muy prolijamente y, de ser necesario, realizá un pequeño dobladillo en el borde inferior. Doblá hacia adentro y da algunas puntadas (también podés usar pegamento para telas incoloro. Asegurate que no deje marcas).

Inspiration: Miley Cyrusarticle-0-07C8EF6C000005DC-304_468x511

 Reciclá un buzo viejo

BUZO

Una vez la prenda estirada en una superficie plana, marcá las líneas de corte. Cortá en forma recta unos centímetros por debajo de la línea de la cintura. Cortá también las mangas y ensanchá el cuello: la idea es que todo quede holgado.

Realizá un pequeño dobladillo hacia adentro en el escote; en las mangas, doblá la tela hacia fuera tantas veces como te guste. Si es necesario, realizá algunas puntadas en lugares estratégicos para sujetar bien.

Remera de hombre: musculosa cool MUSC

Fotos e idea originales de www.lovemaegan.com / Edición m&v

Si tenés posibilidad de conseguir remeras de hombre que puedan ser destrozadas, ¡genial! Es conveniente que te queden un poco sueltas.

Recortá como muestra la foto las mangas, el escote trasero y delantero y el borde inferior, dando forma curva. Anudá los breteles traseros con una cinta de raso o de satén, hacé un moño ¡y listo!

#2 SUMÁ FLECOS

 FLECOS

1. Estirá sobre una superficie plana la remera.

2. Marcá con una tiza una línea paralela a la línea de cintura para determinar hasta dónde deben llegar los cortes que realizarás a continuación.

3. Realizá, desde el borde inferior hacia arriba, flecos de aproximadamente 1 cm de ancho. Pueden ser del largo que quieras.

4. Realizá en la punta de cada fleco un pequeño nudo. Como variable, podés enhebrar alguna pieza de metal (tipo mostacilla grande) en todos o en algunos de los flecos, y luego anudar.

Sugerencia: en algunas mercerías se venden, por metro, tiras de flecos que vienen ya unidos a un cabo. Son muy prácticos, sólo hay que coserlos en el sitio que queremos y el cambio es inmediato! Por ejemplo, podés coser sobre las costuras de los hombros, o hacer una gran V en la delantera de la remera.

#3 PINTÁ

Buscá un diseño simple que te agrade. Una buena idea, es un ancla o una gran cruz vertical.

 CRUZ

Idea y fotos originales de http://hiuxing.com

PINTADA

Idea y fotos originales de http://blogmyhomeoffice.blogspot.com / Edición m&v

1. Copiá el dibujo a la tela, siempre poniendo por detrás un cartón para que la tinta no se traspase. En caso de que el dibujo cuente con líneas rectas (como por ejemplo la cruz) es conveniente que marques los límites con cinta de papel. Así, te asegurás un acabado prolijo.

2. Pintá el diseño. El dibujo debe estar hecho con pintura para tela, caso contrario se borrará con los primeros lavados.

3. Dejá secar muy bien y pasá una plancha caliente para fijar la tinta. Despegá las cintas y ¡wualá!

#4 SUMÁ DESTELLOS

TACHAS

Idea y fotos originales de http://www.res-pulchrae.com /Edición m&v

Estos pequeños destellos se venden en grandes mercerías. Si vivís en Capital, es probable que en el barrio Once encuentres.

1. Estirá sobre una superficie plana la remera, y trazá con ayuda de un metro y tiza o jabón, líneas rectas horizontales y verticales que disten 4 cm entre sí. Quedará formada una especie de cuadrícula. Podés realizar los apliques en la delantera, en mangas y en el trasero de la prenda, o sólo en la delantera, o sólo en las mangas.

2. Colocá en los vértices de los cuadrados un strass. Podés usar tachitas en lugar de strasses (lo ideal es que sean muy pequeñas dada la cantidad que deberás aplicar. Si vas a decorar sólo las mangas, las tachas pueden funcionar como una excelente alternativa).

#5 APLICÁ TACHAS 5128342545097803477

Podés decorar los cuellos de tus camisas o blusas con tachas equidistantes. Las puntiagudas, como las que luce Alexa Chung, le dan un twist gótico y rockero ideal para la noche!

Acordate que también podés esparcir algunas tachas en los hombros de las remeras. Los diseños son infinitos: podés hacer que caigan en cascada, que formen dibujos o simplemente que se apoyen en las costuras. ¡Animate a probar!

¡Hasta la próxima!

Gogui.

Hacé tus preguntas en: www.formspring.com/mirameyvestite

facebook: www.facebook.com/mirameyvestite

jueves, 5 de mayo de 2011

Make up: NUDE

0 comentarios

Ya es algo constante temporada tras temporada. No por nada el camel será el dueño y señor del otoño! (Pero ¿sabías que fue François Nars el verdadero impulsor de este básico? Fue en los 90 cuando maquilló a Caroly Murphy utilizando tan sólo su mítico labial Tangier, aplicándolo en rostro, labios y mejillas… y causó sensación!)

Nude hace alusión a la desnudez, y es por eso de que este make up es el que luce más natural. Sólo hace falta un poco de polvo, rubor y máscara.

La clave de este look es mantener los colores más naturales de tu rostro, sin endurecer tus rasgos con delineadores o texturas llamativas. Es ideal para lucir todos los días, aunque también podes sumar toques nude en looks de noche (por ejemplo, en los labios) o detalles que complementen el look inicial (como sombras que marquen profundidad o den brillo).

Pasarela

 benhaz sarafpourcarolina herrera 

Benhaz Sarafpour – Carolina Herrera

gaultieralex wang  

Gaultier – Alexander Wang

emilio pucci  fendi

Emilio Pucci - Fendi

puccivalentino

Emilio Pucci - Valentino

nina ricci stella mc

Nina Ricci – Stella McCartney

vera wanglooks_de_belleza_de_temporada_68510245_320x480

Vera Wang – Fendi

Celebrity style

el_desden_con_el_desden_861407990_320x480el_desden_con_el_desden_652723567_320x480

Cameron Diaz – Angelina Jolie

elettra wiedemanncamilla belle 

Elettra Wiedemann – Camilla Belle

halle berry   kate bosworth

Halle Berry – Kate Bosworth

las_m__s_bellas_de_la_semana_223343843_320x480

Jessica Biel

Paso a paso

BQcDAAAABAoDanBnAAAABC5vdXQKFmxlQXFZdkxueWpPcUFCRlpXQVo1UncAAAAELnNpZwoWcW9aSzBqVjM0QkdFQXphY1g4YmtiQQAAAAJpZAoKYzEwMjR4MTAyNAAAAARzaXpl Antes de empezar

Es importantísimo que elijas el tono adecuado de cada producto que vayas a usar. Cada piel tiene su color particular, y no tener eso en cuenta puede llevarte a cometer graves errores! ¿Cuál es el color ideal? El que sea exactamente igual al color de tu piel en el caso de las bases y polvos compactos. Ni más claro, ni más oscuro. Si el color resulta más claro, la piel se verá grisácea, sin vida. Y si es más oscuro, no se fundirá bien con tu color y tomará un tono amarillento. En lo que respecta a bases y polvos compactos, el tono debe ser necesariamente el mismo que el de tu piel. Ah! Y la base NO se prueba en la mano ni en el antebrazo, se prueba en la cara, que es donde va a ir. Es absurdo pensar que tenemos el mismo color en todo el cuerpo.

El color del corrector también es importante que sea el adecuado para nuestra piel, ya que dependeremos prácticamente de él para lograr una imagen impecable. Es un ¡mito! que el color del corrector debe ser más claro que nuestra piel. NO, NO Y NO. El tono debe ser, una vez más, el mismo color que tu piel o mínimamente más claro. Lo que hace al corrector es su textura, que es más densa que la de las bases de maquillaje. Si el color resulta más claro que tu piel, sólo lograrás más manchas y un efecto mapache horrible. En cuanto a la variedad de colores que existe, en resumidas cuentas podemos decir que el color verde se utiliza para disimular áreas rojas, el amarillo para áreas violáceas y el naranja para áreas azules. Lógicamente no se aplican de igual manera que un corrector común.

En cuanto a la elección del color del rubor, es algo más amplio. Por lo general, el más recomendado es el rosa. Para saber el tono que mejor nos va, nos pellizcamos suavemente la mejilla y el color que allí queda es el rosa que mejor nos sentará. Pero también podemos elegir entre tonos ladrillo, coral, durazno, bronce y violáceo. La premisa es que, mientras controlemos la cantidad y luzca natural, cualquier color estará bien.

Por último, hablemos del labial. En cuanto al color, nunca deberíamos usar un tono que sea más claro que el color de nuestros labios, pero cuando se busca un efecto nude total, se recurre al mismo color de nuestra piel. En cuanto a la textura, los mates son ideales para las más jóvenes, mientras que los cremosos se recomiendan a las mujeres más grandes por su habilidad para disimular las posibles arrugas de los labios. Respecto a los brillantes, hay que tener en cuenta que las arruguitas y pequeñas imperfecciones se acentúan.

¡Manos a la obra!

1) Aplicá una crema hidratante, para favorecer la fijación del maquillaje y que la piel no luzca opaca y seca.

 

2) Aplicá la base de maquillaje. Podés hacerlo con una brocha o directamente con los dedos. Se recomienda que si tu piel es oleosa, recurras a una brocha para evitar que la piel luzca más grasosa todavía. Mi técnica es aplicar primero con los dedos y luego pasar una brocha para terminar de desparramar de forma pareja. Si usás brocha, debe ser de tamaño medio y de cerdas sintéticas. Las que son rectas aplican más cantidad, es decir que cubren más; las grandes, redondas y “pomposas” dan un acabado más natural, aplicando menos cantidad.

 

3) Usá el corrector desde el lagrimal bajando por la zona de la ojera y en todas aquellas zonas donde la forma del rostro genere sombras (en la zona inferior de los lados de la nariz, en el huequito de abajo del labio y si se quiere un poquito entre las cejas). También podés tapar otras manchitas que tengas. Los granitos (tipo acné) es más recomendable taparlos con un poco más de base que con corrector. 

Podés usar una brocha para aplicar el corrector. Tiene que ser de cerdas sintéticas, pequeña y de forma levemente redondeada.

 

 

 thing.30236322.l

4) Aplicá con una brocha grande el polvo, que puede ser traslúcido o del mismo color de tu piel. Para eso vamos a usar una brocha grande, de muchas cerdas, de cerdas sintéticas o naturales. Para que la aplicación resulte totalmente natural, lo que hacemos es cargar un poquito y aplicar dando pequeños golpecitos en toda la cara. NO hay que arrastrar la brocha para, lógicamente, no quitar lo que pusimos antes. Hay maquilladores que prefieren aplicarlo únicamente en la zona T (nariz, frente y barbilla); yo prefiero usarlo en toda la cara ya que me asegura que mi make up va a durar más tiempo.

 

 

 

image1xl (1)

5)  En los ojos, sólo bastara un toque de máscara (negra o marrón, en la cantidad que a vos más te guste) para enmarcar y resaltar tus ojos y que no se pierdan. No usamos delineador para no endurecer la mirada, pero en caso de que quieras adaptar este make up a un look nocturno, podés sumar un poco de delineador en lápiz en las esquinas exteriores de los ojos, y difuminarlo muy bien con un hisopo.

 

thing.33744089.l

 

¡Secretísimo! Para dar un toque de luz extra, muuuuy sentador, podés recurrir a una sombra beige o champagne apenas satinada. Con un pincel para sombra (pequeño, de cerdas naturales, suaves, apenas redondeado) tomamos un poquito de sombra y la colocamos rodeando el lagrimal y subiendo apenas por la nariz. La idea es crear un punto de luz justo ahí para que tus ojos brillen más. Esto hay que hacerlo antes de aplicar la máscara. Para la noche, también podés sumar un poco de sombra color marrón para marcar la profundidad del párpado, siempre difuminando muy bien.

 

 

thing.33375636.l

 

 

6) Aplicá un labial nude o rosa claro (si vas a usar algún gloss, o un labial con mucho brillo, que sea muy moderado: la idea es que luzca lo más natural posible). Por último, usá el rubor con una brocha redonda, tupida y de cerdas naturales. Sonreí con fuerza, ubicá la parte más sobresaliente y de ahí desplazá hacia atrás y abajo. Luego difuminamos por toda la mejilla. Para el look nude quedan muy bien los tonos bronces, sobretodo para marcar la profundidad del pómulo (justo debajo del hueso). Sobre las mejillas podemos luego aplicar apenas un toque de rosa o durazno, para dar un color sano y natural al rostro.

 

 

      

Y siempre recordá todos los secretos para lograr el make up perfecto! Aunque tu look te guste mucho… ¡sacátelo antes de ir a dormir! Cuidá tu piel.

¡Hasta la próxima!

Gogui.

ENCONTRANOS EN:

formspring: www.formspring.com/mirameyvestite

facebook: www.facebook.com/mirameyvestite